Follow us: twitter_top_bar facebook_top_bar youtube_top_bar google_top_bar pinterest Rebeldes Social Media blog

11 leyes inquebrantables de las redes sociales0/5(4)

admin

Comparte con tus amigosShare on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+43Pin on Pinterest12Share on LinkedIn191Email this to someone

Todos sabemos como funciona el social media para un negocio online; o empiezas cuanto antes con una buena estrategia en redes sociales o muy pronto vas a ir cuesta abajo.

Sabes que no lo estás haciendo bien y que estás cometiendo errores.

Necesitas una dirección. Necesita reglas.

En este informe, los Rebeldes Online te hablamos de las leyes inquebrantables de las redes sociales.

Si rompes alguna de estas máximas, va a haber una consecuencia negativa para tu negocio, quedas avisado.

 

Ley Primera: Piensa antes de publicar

Suena un poco a sentido común, ¿Cierto? Pues te sorprendería ver como la mayoría de las empresas publican sus contenidos sin tener en cuenta el impacto.

Ya sea porque haces un comentario desafortunado sobre tu competencia o porque entras al trapo acerca de un tweet que trollea tu marca, te estás generando una pésima reputación.

Es necesario que consideres siempre el impacto de lo que vas a publicar.

Tómate un segundo justo antes de pulsar ‘Enviar’.

Hazte las tres preguntas imprescindibles para checkear tus contenidos:

¿Se transmite el mensaje correcto acerca de tu marca?

¿Es veraz?

¿Vas a hacer daño a alguien con esto?

 

Ley Segunda: Recuerda siempre que hay personas involucradas

Esta ley es crucial ya que define casi todo lo que haces en las redes sociales.

Recuerda que hay un sentido tras los términos “redes sociales”.

Piensa que hay personas involucradas en cada una de tus acciones.

Con esta ley te seguras de que estás trabajando duro para construir y mantener buenas relaciones.

Si estás interactuando directamente con tus clientes actuales y potenciales, todo lo que haces debe formar parte de un proceso para construir de relaciones.

¿Estás teniendo esto en cuenta en tu forma de escribir, publicar y compartir?

 

Con esto, no nos referimos sólo a que no insultes a tu público, eso es demasiado fácil. También estamos hablando de una fórmula para construir una red de personas leales que buscan activamente tu última actualización.

Si logras esto, entonces has empezado a construir relaciones.

¿Cuál es la táctica aquí? Que todos tus envíos y actualizaciones estén enfocados en la relación que tratas de construir con tu audiencia.

 

Ley Tercera: Escucha y luego, escucha un poco más

No hay empresa que llegue a ninguna parte en las redes sociales si no escucha lo que dice la audiencia.

Escucha lo que dicen los usuarios acerca de tu marca y actúa en consecuencia.

Céntrate en lo que se dice acerca de tu sector.

Cuanto más escuches la actualidad y la opinión de la industria, más informado estarás.

Forja una imagen profesional sobre ti.

Cuando tratas de vender, debes poder afirmar con seguridad y confianza que estás al corriente de todo lo que sucede en tu sector.

Nos atrevemos a decir que la mayoría de tu competencia no hace esto.

Se tú más listo que ellos.

 

Ley Cuarta: Estar en el lugar correcto

Esto es importante. Averigua en qué canales se encuentra tu público y no te desvíes de ese camino.

Si no tienes Pinterest, no vendes a las mujeres. Si no tienes Tumblr, pierdes un buen canal para llegar a una audiencia más joven.

No desaproveches la oportunidad que te brindan las redes sociales para llegar a tu target. Aquí tienes el informe de Rebeldes Online con el paso a paso para escoger la red social en tu negocio.

 

Ley Quinta: No sigas a quién no debes

No nos referimos a nada espeluznante con esto.

Simplemente reconocemos que es fácil de conectar con usuarios que no tienen absolutamente nada que ver con tu sector o nicho de mercado y ¿Para qué?

Por que ello conlleva, simplemente, conseguir más seguidores para tu empresa, ¿No?

Pero cuando tratas de llegar a un público concreto (y, posiblemente, inviertes pasta en ello) vas a perder tiempo y recursos siguiendo a quién no tiene ningún interés en lo que vendes.

Se relevante. Focaliza.

Obtendrás menos seguidores pero, créenos, tus seguidores serán de la mejor calidad y con esto conseguirás una tasa de participación más alta.

 

Ley Sexta: Crea contenido de calidad

Esto es algo muy difícil de conseguir a menos que tengas un plan sólido.

Crear contenido de calidad significa que detrás de todo lo que publicas hay un planteamiento.

Nutres a tu público con lo quiere ver.

Crea contenido emocionante y visual, y compártelo.

De lo contrario, en el momento que publiques algo mediocre, la gente comenzará a preguntarse por qué está en esta fiesta.

De ser necesario, publica con menos frecuencia.

Pero asegúrate de que pones el corazón en cada una de tus publicaciones.

 

Ley Séptima: Se activo

Las empresas con mayor éxito en las redes sociales publican mucho.

Saben que la gente quiere ver un buen contenido pero también que, cada vez que alguien comparte su contenido, contribuye a difundirlo.

Correr la voz significa que estás trabajando la comercialización.

Cuanto más compartas, mejor.

Simplemente, trata de compartir contenido relevante y de calidad que ya está en la red. Y, de vez en cuando, comparte un post que escribiste o una infografía antigua.

Identifica cuándo está más activa tu audiencia.

Optimiza tu horario de publicación y publica nuevos contenidos en aquellos momentos del día en que la mayoría de tu audiencia está en línea.

 

Ley Octava: Tómatelo con calma, por favor

Las redes sociales requieren tiempo. Tómatelo con calma y deja de actualizar como un loco.

Construye relaciones pero sólo si parece que al usuario le apetece hablar contigo.

Esto te distinguirá como alguien especial en la comunidad y te permitirá construir relaciones éticas para el futuro.

Tómate tu tiempo, observa el comportamiento de todos. Luego, preséntate.

 

Ley Novena: Interactúa y responde

Si alguien se acerca a ti, responde.

Es importante crear reciprocidad.

Echa un vistazo y si crees que alguien necesita información, inicia una conversación  real.

Las grandes empresas han logrado su éxito poniendo en práctica esta ley.

La mayoría de las empresas ignoran los mensajes que reciben de su audiencia y esto repercute en un fracaso social.

 

Ley Décima: Escucha a los influyentes 

Busca a aquellos personajes de tu sector que son influyentes; personas que cambian la forma de pensar en relación a tu nicho de mercado.

Escucha qué están diciendo a través de las redes sociales.

Toma nota y sigue sus conversaciones. Ellos saben de qué están hablando.

Cuando finalmente llegues a reconocer su estilo y los temas sobre los que publican, lograrás crear una buena estrategia para ti.

Te sorprenderá cómo una persona influyente puede llegar a apreciar tus productos hasta el punto de querer compartirlos con su enorme y fiel público, de forma natural.

 

Ley Onceava (bonus track): Se consistente

Hay un motivo por el cual las personas dejan de seguir a marcas o comienzan a ignorarlas y se produce el efecto ‘estallido’.

Una empresa envía cientos de tweets y después… El silencio. Una marca no puede descuidar sus propios perfiles en las redes sociales.

Cuando una empresa pierde de vista la Ley Séptima y desaparece, da muy mala imagen. Recuerda la última vez que una empresa te prometió algo que no hizo ¿Sigues haciendo negocios con ellos? Seguro que no.

Y un último consejo. Por encima de todo, debe prevalecer el sentido común. Hay que conocer las leyes pero aun es mucho más importante saber aplicarlas a cada caso particular.

 

Ahora, te invitamos a nuestra Master Class sobre Facebook Marketing. Descubre cómo generar ventas en la red social más popular del momento ¡Inscríbete ya!

El primer módulo del curso es totalmente gratis y puedes apuntarte aquí

Please rate this

Comparte con tus amigosShare on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+43Pin on Pinterest12Share on LinkedIn191Email this to someone

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>