Follow us: twitter_top_bar facebook_top_bar youtube_top_bar google_top_bar pinterest Rebeldes Social Media blog

Social Media a lo Rebelde: Psicología y Números0/5(1)

admin

Comparte con tus amigosShare on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Pin on Pinterest9Share on LinkedIn92Email this to someone

En Rebeldes Onlines siempre nos ha gustado hablar de lo qué es el marketing online para nosotros: una combinación perfecta de psicología y números y es que, para nosotros, todas las acciones que llevamos a cabo contienen aspectos de esos dos motores.

La idea que nos gustaría difundir con este post es haceros comprender que entendiendo los números y los resultados de tus acciones, serás capaz de escalar esos números a mejor. Pero que si, además, comprendes la psicología de las mentes en los ámbitos del social media, la publicidad digital o el email marketing, por poneros varios ejemplos, seréis capaces de conseguir los objetivos que os propongáis.

Vamos a comenzar analizando una de las historias que más nos apasionan en el mundo del marketing online: La adicción de los usuarios a las redes sociales.

Para explicar este masivo suceso, nos trasladamos a la clase de química donde vemos que el factor más importante de esta adicción se encuentra en nuestras cabezas con la mezcla de dos substancias llamadas dopamina y oxitocina.

La dopamina es una substancia que hace que busquemos, que deseemos y que indaguemos. Para que os hagáis una idea, un estudio demostró que es más complicado desengancharse de Twitter por esta sensación, que dejar de fumar o beber alcohol.

La oxitocina en cambio, es nombrada a veces como ‘la substancia química del abrazo’ ya que esta se libera en momentos donde aparece el cariño, como un abrazo o un beso.

Ahí va un dato importante: Estando conectado 10 minutos en las redes sociales, nuestro nivel de oxitocina puede aumentar hasta en un 13% – un pico hormonal equivalente al que tendría alguna gente el día de su boda.

Así que todo lo bueno que te proporciona la oxitocina: bajada de los niveles de estrés, sentimientos de amor, confianza, empatía, generosidad… Lo aportan también las redes sociales.

A través de estos datos y de la experiencia que tenemos en redes como Facebook, vamos a analizar algo que nos ha causado mucho interés a la hora de promover nuestro contenido en las redes sociales:

¿Por qué posteamos?

¿Por qué compartimos el contenido?

¿Por qué clicamos en ‘me gusta’?

¿Por qué comentamos los posts?

Vamos a ver cada una de estas preguntas bajo un punto de vista psicológico:

 

¿Por qué posteamos?

No sería ninguna novedad que os contase que a los humanos nos encanta hablar de nosotros mismos. De hecho, si nos vamos a los números veríamos que en total podemos llegar a dedicar entre un 30% y un 40% de nuestros discursos a hablar de nosotros mismos, eso en la vida ‘normal’. Pero si este dato lo trasladamos a las redes sociales el dato cambia, pues se aumenta al 80% de los mensajes publicados.

Hablando online somos capaces de construir y pulir nuestros mensajes, cosa que no podemos hacer en el cara-a-cara. Esto es lo que los psicólogos llaman auto-presentación: Posicionarnos como nosotros queremos ser vistos.

A partir de aquí se demuestra que la sensación que obtenemos de la auto-presentación es tan fuerte que nos aumenta la autoestima. Y, he ahí una de las mejores bazas para los vendedores en este ámbito, pues uno de los puntos más importantes en la auto-presentación de cualquier usuario es adquirir y mostrar las cosas que definen cómo somos: Ropa, zapatos, complementos, tecnología…

Es increíble el nivel de emoción y excitación que un usuario puede sentir al ver y compartir el logo de una de sus marcas favoritas. De hecho, un estudio que leímos hace poco, experimentaba en voluntarios con dos tipos de fotos; unas con el logotipo de las marcas que seguían en Facebook y otras con sus amigos. Es curioso, pero se observó que el nivel de excitación fisiológica era la misma con la foto del logo que la de la foto con su mejor amigo. Así que esto nos hace darnos cuenta que las marcas son una gran parte de lo que somos.

Si sacamos alguna conclusión de todo esto, es que debemos trabajar duro para convertir nuestras marcas en identidades en las que nuestros clientes se puedan identificar perfectamente. Y es que las marcas que pueden crear aspiraciones en su público, no sólo de interactuar con ellas en las redes sociales, sino en convertirse en una parte importante en la forma de ser de este público, algo duradero.

 

¿Por qué compartimos contenido?

Si nos gusta tanto hablar de nosotros mismos, ¿Por qué nos gusta compartir el contenido de los demás? Muy fácil, compartiendo las publicaciones de los demás, conseguimos sentirnos conectados con estos otros y de ahí a la idea de fortalecer de las relaciones.

En primer lugar, seguiremos con la definición de nuestro propio yo, pues el 68% de las personas que comparten contenido lo hacen porque se sienten identificadas con él. Lo cual hace que estemos definiendo nuestra auto-presentación.

Pero la razón más importante al compartir publicaciones, es la que hemos nombrado al principio; el 78% de los usuarios que realizan este acto lo hacen porque creen que les ayuda a mantenerse en contacto con la otra persona.

Existen muchos experimentos que demuestran que el mejor ‘predictor’ para el contagio de ideas en la mente humana está asociado a las partes que se centran en los pensamientos sobre otras personas. Con lo cual, un contenido que diseñemos para las redes sociales no tiene por qué apelar a un grupo grande o mediano de usuarios, vale con que sólo se dirija a una persona específica para causar efecto. Es como una moneda social.

Imagina que compartes un contenido, ahí estarías ganando divisas sociales. El 62% de los usuarios lo afirman, que se sienten mejor consigo mismos cuando la gente reacciona positivamente a lo que comparten en sus redes sociales.

¿Y cómo las marcas pueden aprovecharse de esto? Muy sencillo, diciendo cosas interesantes para el público: Ofreciendo contenido de calidad.

 

¿Por qué clicamos en ‘me gusta’?

El 44% de los usuarios en Facebook clican en ‘me gusta’ al contenido que publican sus amistades al menos una vez al día. El 29% lo hacen varias veces al día.

Realizamos estas acciones porque queremos mantener relaciones. Cuando clicamos en ‘favorito’ o en ‘me gusta’ en alguna publicación, agregamos valor a esa relación y refuerza esa cercanía.

Además también creamos un efecto de reprocidad ya que normalmente nos vemos obligados a devolver esas acciones a los demás. Queremos igualar la balanza.

Un experimento que nos gustó mucho lo realizó un sociólogo americano. En él, este estudioso envió un total de 600 felicitaciones de navidad a 600 desconocidos al azar. El resultado es que recibió 200 a modo de respuesta a cambio. Ese es el poder de la reprocidad. Al igual que la regla del ‘follow4follow’ en Twitter.

 

¿Por qué comentamos los posts?

Es curiosa la diferencia que hay entre la forma de pensar de los vendedores y la de los usuarios en la red. Los vendedores siempre pensamos que las conversaciones con muy importantes, que la interacción con nuestro público tiene que ser la mayor posible ya que eso implica relaciones a largo plazo.

En cambio los usuarios no opinan de la misma manera. Una encuesta realizada a 7.000 consumidores demostró que sólo el 23% de estos, tenían relación con alguna marca en las redes sociales. Y, de estos, sólo el 13% fueron capaces de recordar alguna conversación con la marca en concreto.

Todos ellos confirmaron que les unía mucho más a la marca los valores que estos compartían, que la interacción que podían llegar a tener con ella.

Pero eso no quiere decir que los comentarios no sean poderosos, de hecho lo son y mucho. Existe el fenómeno de la ‘realidad compartida’, que dice que todas nuestras experiencias se ven afectadas por cómo las compartimos con los demás.

Por ejemplo, el 85% de los usuarios dicen que leer los comentarios de los demás, les ayuda a entender los procesos o la información que se está compartiendo. Eso significa que los comentarios son realmente importantes ya que estos son capaces de cambiar nuestras mentes, y la ciencia y los números lo respaldan:

Un estudio hecho a varios sites de noticias en la red, en los que se mostraban varios comentarios que afectaban al autor, sin ningún hecho en específico, eran suficientes para cambiar nuestra percepción sobre el tema de la noticia.

Y, ¿cómo podemos nosotros beneficiarnos de ese poder? Con los testimonios. Si en tu marca o empresa tienes testimonios o comentarios positivos sobre tu producto o servicio en Twitter, Facebook, Linkedin, Tripadvisor… Utilízalos en todas tus creaciones: página web, landing pages, comunicados, emails, etc. Son una gran baza para tu público. Estos conseguirán bajar la barrera de entrada a tus potenciales clientes de una forma espectacular.

Fíjate en esta landing page que tenemos creada para nuestro seminario gratuito de Marketing Online para PYMES. En ella hemos incluido algunos de los comentarios que nos han dejado en Facebook varios de los asistentes en anteriores seminarios y os podemos asegurar que desde que los incluimos los números de inscritos han aumentado notablemente.

 

Por último, te invitamos al Seminario Online Gratuito: La Ruta de Ventas para tu negocio.

Accede al paso a paso para hacer crecer las ventas de tu negocio estrategias de Marketing Digital.

Haz tu inscripción gratis aquí

Por Leyre Pedrol

Please rate this

¿Te interesa generar ventas con Facebook marketing? 1º módulo gratuito de Facebook marketing aquí

Comparte con tus amigosShare on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Pin on Pinterest9Share on LinkedIn92Email this to someone

Comentarios